Domingo, 30 de Abril de 2017

Municipios

Poblano se queda sin esposa por adoptar 50 perros (VIDEO)

- Foto: Central

El dedicarse a rescatar y velar por el bienestar de los caninos, llevó a Miguel Ángel Espinosa a separarse de su esposa, así como a buscar otras alternativas para sobrevivir diariamente

Por Jesús Viñas /@jess51710 / / Puebla, Puebla

El rescate de una perrita en 2012 fue el inicio de la adicción del poblano Miguel Ángel Espinosa Velázquez quien ahora convive en su pequeña casa con 50 canes. Esto provocó que su esposa se divorciara de él a pesar de que fue ella quien inicio con las adopciones y que el hombre de 38 años haya dejado su vida social para dedicarse de lleno al cuidado de los perros.

CENTRAL acudió a la casa de Miguel Ángel, en Galaxia Bosques Amalucan, para conocer a fondo su vida. Al momento de abrir sus puertas, Miguel Ángel recibe a las personas acompañado por decenas de canes que ladran como si también diesen la bienvenida a los visitantes.

Al entrar a su hogar, se percibe un aroma limpio y lleno de armonía a pesar de la cantidad de canes que en diversos minutos hacen sus necesidades fisiológicas.

Espinosa Vázquez narra que en el año 2012, su entonces esposa lo incitó a ayudar a una perrita que estaba totalmente abandonada cerca de su hogar.

Aunque, dijo, que en un principio no tuvieron la iniciativa de adoptar al animal—que ahora lleva por nombre “cafecita”— su dedicación al rescate de perros inició cuando la perrita llegó hasta la puerta de su casa para ser atendida.

Desde ese día su gusto personal por rescatar perros creció, tanto que en pocos días tuvo a su cuidado cinco, más tarde a 21, luego a 34 y hasta que llegó a los 50 canes, con una inversión diaria mínima de 100 pesos.

Dicho número de perros a su cuidado no fue sencillo, pues Miguel Ángel contó que tuvo que acondicionar su casa con decorados de piedra para que la pipí de los canes no se pegara, aguantar las quejas de sus vecinos y a tener que alejarse de su esposa.

Además, comentó que fue difícil porque también él llevaba una vida en la que salía de viaje, convivía con sus amigos y casi no estaba en casa.

Ha habido problemas pero cada quien ha preferido dedicarse a sus cosas. Si me van a juzgar por unos perros no creo que sea lo conveniente. Sí fue difícil porque se estaba acostumbrado a una vida familiar, con los muebles en la casa. Salía socializaba con la familia, viajaba mucho y obviamente siempre estaba fuera”, indicó.

Quiere dejar de dedicarse a cuidar perros

Miguel Ángel Espinosa relató –con una mirada de incertidumbre- que ya no piensa dedicarse a rescatar perros, pues recientemente tuvo una oferta de empleo que no pudo rechazar.

Sin embargo, aclaró que pretende quedarse con los perros que están más arraigados a su hogar, mientras que el resto de los canes pretende dejarlos al cuidado de la autoridad o darlos en adopción.

Dijo que lo “más triste” de su estilo de vida es ver cómo mueren los canes, pues “son los guardianes de la vida del ser humano”.

No ya no pienso seguir rescatando. Me quedo con los más arraigados que ya están acostumbrados. Es muy complicado darles cariño a todos cuando es solamente una persona. Es difícil dejarlos ir porque tú te preocupas. No solo es el mejor amigo del hombre, sino el guardián de tu vida”, concluyó.

COMENTARIOS