Wednesday, 18 de October de 2017

6 formas de dañar el autoestima de tu [email protected] adolescente

Por Betzabé Vancini / /

 

Tú, yo y el Ello...

Sí, tener hijos adolescentes es una tarea difícil que demanda atención casi de tiempo completo y que en muchos momentos se vuelve más complicados que en otros. A veces pareciera que entre más quieres acercarte a tus hijos, ellos más se alejan y parecen extraños a tu persona y a las costumbres familiares. Puede ser incluso que rechacen tus muestras de afecto o que den malas respuestas cuando les pides algo. Si bien nada de esto es agradable, es parte del proceso normal de un adolescente por reclamar su lugar en el mundo y en su familia. Este proceso es necesario para que él o ella descubran quiénes son en realidad.

Pero en algunas ocasiones, en el esfuerzo que hacen los padres para poner límites y hacer respetar su autoridad, toman actitudes que pueden dañar severamente el autoestima de sus hijos adolescentes y hacerles sentir inseguros. Aquí algunas de ellas:

Compararlo con otros jóvenes: ya sean sus hermanos, primos o algún amigo o vecino que a tus ojos parece ejemplar. La comparación destruye su seguridad en sí mismo pues parece decirle que es mejor ser alguien más.

Usarlo de ejemplo: ponerle la carga de ser el ejemplo para sus hermanos, familia, sociedad, escuela, etc., únicamente lo hará sentir responsable por cumplir expectativas que no son propias y en caso de no poder alcanzarlas, se sentirá fracasado o reprobado a los ojos de los demás.

Castigos físicos: golpes, cachetadas, encerrarlo en una habitación o cualquier forma de castigo físico dañará permanentemente su autoestima. Si de adolescente no apelas a que use su criterio con base en los valores que tú le enseñaste, los golpes no van a solucionarlo tampoco.

Invalidar sus sentimientos: puede ser que haya roto su primera relación de noviazgo, que le guste alguien que no le hace caso o simplemente que tenga frustración por no haber podido ir a un concierto, es importante que JAMÁS le digas que "esas son tonterías" o que hay cosas más importantes de qué ocuparse. Esas cosas que para ti son trivialidades, en este momento son su mundo y sus sentimientos al respecto son REALES.

No interesarte por sus cosas: música, deportes, amistades, actividades en la escuela, entre otros muchos intereses que él o ella puedan tener son importantes. Son parte de lo que está forjando su personalidad, por eso es importante que si bien haya cosas que tú no disfrutes igual que él o ella, le escuches y compartas lo más posible esos intereses.

[email protected] a mostrarte afecto: los adolescentes tienen un humor cambiante y habrá días que sea [email protected] contigo y días que esté distante. Es importante respetar esta distancia y no obligarlo a mostrarte afecto o poner en duda su cariño. ¿Qué hacer? Recibir sus muestras de afecto cuando sean genuinas y no forzarle a que sea cariñ[email protected] cuando no lo siente así. Recuerda que es la forma en la que pondrá límites con otras personas también.

Muchas veces olvidamos que nosotros también fuimos adolescentes y que es una etapa de constantes cambios y una enorme incertidumbre. Que estamos llenos de hormonas, de cambios físicos y emocionales y que además, estamos buscando nuestro lugar en la sociedad, la escuela y el hogar. Dicen que un padre de un adolescente tiene la TITÁNICA TAREA de estar ahí para él o ella cuando menos te quiere cerca pero más te necesita.

ANTERIORES

Publicidad

Publicidad

Loading...