Miércoles, 22 de Marzo de 2017

VENI VIDI VICI (O lo que es lo mismo: Vine, vi y vencí…)

Por Zeus Munive / /

 

Resultado de imagen para crónicas marxianas

Con atención leí la columna que me hizo Mario Alberto Mejía, en la cual soy un orgulloso protagonista.

Yo respondí de manera violenta originalmente pero me retracté, mi estimado Mario. Y todo porque al final, hubo intereses ajenos.

En el fondo sí, fuimos el 1-2 de Puebla.

Cómo olvidar a Su Alteza Serenísima, Manuel Bartlett, al priismo de Mario Marín, cómo olvidar que de nosotros se burlaban los periodistas adictos al poder, cómo olvidar que a lo mejor nosotros también lo somos o lo fuimos, pero fuimos más ingenuos.

No sé si sea yo The Dude; pero para mí es un halago, nunca será una ofensa, creo que ya no soy tan tranquilo como en los años 90 cuando me conociste, cuando era más The Dude, cuando me preocupaba porque me quitaran mis cassettes de The Creedence.

A raíz de tu columna, mi estimado Mario, se desató el morbo de qué me había ocurrido. Lo que ocurrió fue un accidente doméstico, del cual me estoy recuperando a marchas forzadas. Hubo gente que me ha mandado mensajes en Whatsapp, Facebook, mensajes de texto y he recibido muchas muestras de solidaridad, de lo cual me siento verdaderamente agradecido.

Gracias a Luis Banck, Manuel Miranda, Max Cortázar, Rodrigo Fernández y José Hanan. Gracias a los que han preguntado por mi salud, Gerardo Islas, Alejandro Rodríguez, Isaac Hernández. Gracias a Arturo Rueda por el respaldo, a mi hermano Augusto, a Viridiana Lozano, a Edmundo Velázquez, a todo el equipo de la Revista 360 Grados y, por supuesto, a Kenya Avelino.

Si respondo en esta columna no quiero que se tome como protagonismo de mi parte, sino más bien porque quiero agradecer a nuevos amigos como el Dr. Raúl Ricaño y Roberto Bautista que han estado al pendiente de mi avance; a todas las enfermeras y camilleros del Hospital Ángeles y a los albañiles que se ponen a jugar futbol todos los días a la 1:30 de la tarde en la construcción de enfrente y nos entretienen con las apuestas, no quiero mencionar más porque si se me olvida alguno sería una falta de respeto.

Ahora sí, vamos a lo que venimos, en unos días más, seguramente ya estaremos dando lata, así que aquí les dejo algo.

El Gallo Claudio, el perro Robert y Quique Gavilán

No es que las columnas periodísticas se infantilicen, pero los personajes de la política local se encargan de hacer todo lo más infantil posible. ¿Se acuerdan ustedes de estos personajes de la Warner Bros.? ¿Del Gallo Claudio, ese que decía: “Oyeee, hijoooo, oyeee...”?

¿O de Quique Gavilán que se quería comer todos los huevos y las gallinas del granero? Y claro, ¿recuerdan el perro Robert que siempre se desquitaba con bromas del Gallo Claudio?

En días recientes, Diario Cambio nos abrió los ojos cuando Jorge Aguilar Chedraui se vio envuelto en un escándalo de corrupción junto con el director de Operación e Infraestructura de la Secretaría de Salud, Alfonso Letayf y hoy convertido en el perro Robert...

Pero fiel a su clásico estilo infantil, dio una conferencia de prensa para decir nada más y nada menos "esas son especulaciones falsas" (SIC).

Ah chingá, ¿desde cuándo las especulaciones son verdaderas?

Es como si escucháramos decirle El Gallo Claudio a Quique Gavilán: Oye hijo, no hijo, el enemigo es el perro Robert. Y el perro Robert respondiéndole que quien está engañando es Quique Gavilán, así de infantil son nuestros políticos.

Lo que no saben y yo tampoco, es que en primer lugar no son calumnias. En segundo lugar hay pruebas. En tercer lugar, Jorge Aguilar Chedraui, o negocia una salida tersa o si usted es su amigo, prepárele una buena dotación de cigarros y ciertas prácticas sexuales que la censura me impide platicar en este momento.

La actitud del todas mías de nuestro Gallo Claudio está en peligro porque hasta donde se sabe, el gobernador saliente no ha dicho nada sobre el tema y el gobernador entrante, tampoco.

Como todavía estoy en recuperación, si de pronto una cáscara de plátano, o una dinamita marca ACME del perro Robert me aparece en el culo, de una vez les adelanto que se hacen responsables al Gallo Claudio, a Quique Gavilán y al perro Robert.

Ahora sí… “Eso es to, eso es too, eso es todo amigos…”

Y gracias, de verdad, por todo su apoyo. ¡No podría continuar si no fuera por ustedes!

Zeus Munive