Martes, 23 de Mayo de 2017

El "Lavolpismo" dejó de existir y el América está pisoteando su grandeza

Por Randolph Kraker / /

 

Fuera de que el América consiguió su primera victoria del torneo y con ello salió de la última posición de la tabla general, el equipo dirigido por Ricardo La Volpe sigue sin plasmar el futbol ofensivo que tanto pregona el estratega argentino.

Las Águilas se impusieron 1-0 al modesto Veracruz, un equipo armado al vapor con las sobras de las demás escuadras del balompié mexicano, y además, en el Estadio Azteca.

Y el triunfo fue gracias a un excelente remate del paraguayo Cecilio Domínguez -quien pinta tener éxito con los azulcremas-, pero por merecimientos, inclusive los propios jarochos generaron mayor peligro en la meta contraria.

La Volpe parece no tener memoria y no haber aprendido de sus propios errores durante la final de hace apenas unas semanas ante Tigres, donde al encerrarse para buscar mantener una mínima ventaja, le costó arruinar el Centenario a los millones de seguidores americanistas.

Aunque en aquella ocasión era contra la mejor plantilla de la Liga MX; este fin de semana, fue contra el Veracruz, que hubiera representado el rival perfecto para comenzar la regla de las tres "G" que tanto prometió el exseleccionador: Ganar, Golear y Gustar.

Para la afición americanista, por su historia, su filosofía, no cabe la expresión "ganar como sea".

Las Águilas tienen que convencer, ser ofensivos y proponer. Por el contrario, sus futbolistas parecen temerosos e imprecisos al ir al frente.

El famoso "Lavolpismo" que tanto presumen sus adoradores, dejó de existir desde hace una década, al menos la última vez que yo lo recuerdo fue en Leipzig, aquel México-Argentina en octavos de final de Alemania 2006.

Pasajes oscuros en Vélez, Boca Juniors, Banfield, la Selección de Costa Rica, Monterrey, Atlas, Chivas y Jaguares, fueron los últimos antecedentes insípidos del sudamericano que habla de más frente a los micrófonos y cree ser el centro de atención, siendo que si es él quien aparece en las portadas, es por el banquillo en el que está sentado.

La Volpe es ahora, un técnico más del montón, de esos que perjudican al futbol mexicano con la mediocridad de intentar conseguir los resultados con un chispazo en 90 minutos y no por proponer desde el inicio del mismo, y eso para un equipo como el América, significa traicionar su grandeza.

Hasta aquí, los Apuntes del DT.

ANTERIORES