Sunday, 22 de October de 2017

Democracia 2.0

Por Daniel Fajardo Patrón / /

Democracia 2.0: el nuevo papel del ciudadano

¿Qué hubieran hecho ustedes? Sigue siendo una frase de mucho poder para mi, una graduación del binomomio de la democracia, Gobierno y Sociedad, trabajando juntos en pro del desarrollo social.

Relación Gobierno y Sociendad ¿Un mal necesario?

Ambos nos necesitamos más que nunca, el gobierno ha perdido credibilidad, las noticias que hablan sobre los gobernantes están rodeadas de información sobre históricos desfalcos, abusos de poder e impunidad.

Pese a ello, necesitamos volver a creer en nuestros políticos y en nuestro sistema. Los saqueos y actos vandálicos que fueron una "manifestación ciudadana" en contra del gasolinazo nos demostraron la inmadurez y el riesgo de que la multitud intente asumir el control del país.

Tenemos que construir un nuevo gobierno y una nueva manera de regir, necesitamos que la sociedad asuma el papel de gobernar y devolverle a la administración pública su lugar como una instancia al servicio del pueblo cuya función es simplemente gestionar los recursos y asuntos públicos.

Ni siquiera quiero citar como atribución del gobierno la solución de los problemas sociales, esos los generamos nosotros, los ciudadanos, con nuestros desencuentros y nuestro poco interés por las consecuencias de nuestros actos, esperar del gobierno la resolución de nuestros problemas es empoderar una filosofía con la que hemos dotado de poder a quienes no lo deben tener, el poder corrompe a cualquiera. Escudarnos en el paternalismo es simplemente un acto de involución hacia el modelo de democracia que necesitamos tener cuando millones de mexicanos tienen en sus manos, en un smartphone, un instrumento creo más poderoso que el voto en una casilla, tenemos en éstas el poder de unirnos como sociedad y responder al día y al momento en que suceden, los asuntos públicos que deben tratarse.

Democracia 2.0

La nueva democracia que podemos llamar 2.0 implica ciudadanos informados, no solo enterados, la mayor parte de la sociedad nos conformamos con saber de la nota pero no tenemos la capacidad de expresar una opinión crítica sobre el asunto.

Compartimos la información pero sin emitir ningún juicio y contribuimos con ello a la desinformación, al morbo y al chisme.

Recuerdo la cantidad de post y tweets durante los saqueos de principios de Enero, en las redes fueron presentadas desde imágenes de eventos que ni siquiera ocurrieron en nuestro país hasta el inicio de la nueva revolución con grupos armados dirigiéndose a varios puntos de las ciudades en toda la Nación.

Podemos exigir a las autoridades una mejor manera de gobernar pero también debemos exigirnos a nosotros una mejor forma de participar.

La participación ciudadana nunca fue solo la labor de emitir nuestro voto en las elecciones, quizás nuestros limitados libros de civismo colocan este acto, por historia y por relevancia, como el ejercicio más importante de nuestra libertad pero poco se habla de nuestra obligación para sumarnos a los consejos ciudadanos o por lo menos en las juntas que se organizan en nuestra calle para tomar decisiones sobre nuestros asuntos más cercanos.

Hoy eso es insuficiente, la base del cambio social está en la información y nuestro poder para comunicar el cual está respaldado por nuestro compromiso social para pensar y actuar, desde una perspectiva social, que a todos nos debe ir bien.

Comparte tu opinión conmigo en @danielfajardomx y www.danielfajardo.mx

ANTERIORES

Publicidad

Publicidad

Loading...